¿Cantera o fútbol base?

Enrique Caballero Espinosa

Dos términos muy comunes en nuestro vocabulario del día a día en el mundo del fútbol. Solemos escucharlos día sí y día también, a veces, entrelazados, mezclados y confundidos, porque, no nos quede ninguna duda de que son dos cosas muy distintas.

El fútbol base es un término bastante más amplio que el de Cantera  y al que engloba dentro de sí, pero ojo, no al revés!!, ya que entendemos como fútbol base, todo aquel considerado como de iniciación, de inicio no solo al fútbol, sino al deporte en general a través del fútbol, es pues, la enseñanza del fútbol en edades cada vez más tempranas y hasta la llegada al fútbol amateur o senior o simplemente, como divertimento o como juego en sí.

241001692626185

En cuanto a cantera, denominamos así a las divisiones inferiores de un club de fútbol profesional, lo que sería haciendo un símil con la naturaleza o con las plantas, un vivero donde seleccionar, enseñar, desarrollar y perfeccionar de manera planificada y estudiada, a los jugadores que, con unas determinadas cualidades, exigidas de antemano, pudieran entrar en el esquema o filosofía de trabajo de un determinado club para ser formados como futbolistas, con las exigencias y competitividad habidas hoy en día en el mundo del fútbol y con el consiguiente ahorro en fichajes, ya que con esos jugadores formados en el club desde pequeños, a los cuales se les supondría, de forma natural, un especial sentimiento de club, amortizarían con creces el desembolso inicial del club para hacerse fuerte en cuanto a cantera se refiere.

La principal diferencia estriba en sus objetivos, los cuales se diferencian claramente. Si bien, en el fútbol base trabajamos con prácticamente todo aquel que se inicia, con ansias de mejora y perfeccionamiento en nuestro deporte, pudiendo pasar más tarde a la cantera de algún equipo, cuando hablamos de cantera, lo hacemos de selección, formación, desarrollo y perfeccionamiento de jugadores que son eso, seleccionados por un club determinado, por observarse en ellos unas determinadas características que, pulidas, mejoradas y desarrolladas de forma correcta, pueden hacer de ese jugador seleccionado, un futuro futbolista profesional, bien para jugar  en el primer equipo de ese club o para cualquier otro que se interese por hacerse con sus servicios a través de su fichaje.

Cantera

A un equipo de cantera no va (o no debería ir) cualquiera, sino solo aquellos seleccionados que tienen unas determinadas cualidades que hagan ver en ellos que pueden llegar a ser profesionales del fútbol a través de su mejora y transformación por entrenadores lo suficientemente cualificados para saber transformar a esos jugadores en potencia en futbolistas. El planteamiento y la metodología en la cantera debe ser el de escuela o academia de futbolistas, con una formación integral, progresiva y continua, que vaya consiguiendo un determinado tipo de jugador para su futura integración, llegado su punto de madurez, en el primer equipo.

Pero, si hablamos de cantera, de escaleras que ir subiendo peldaño a peldaño, hay algo que debemos saber que prima por encima de todo; de resultados, de clasificación y de logro de campeonatos: Formación, enseñanza, hacer jugadores, hacer futbolistas que se centren en su futuro, enseñarlos a ganar si, pero también a perder, a tratar a rivales, compañeros, árbitros, aficionados… y a educarse como profesionales, cosas que, bastante a menudo, vemos que no se cumplen. Se exigen resultados, clasificación y ganar bajo cualquier pretexto y eso, teniendo los mejores jugadores, debe venir solo, pero debe quedar en segundo plano si al final conseguimos que el grueso de ese grupo, siga subiendo escalones y siga compitiendo, aprendiendo y haciéndose mejor día a día y subiendo categorías sin caerse de este tren en que convertimos a los clubs de cantera. Está claro que no solo tienen que ser los mejores, sino que además, tienen que demostrarlo día a día, sin descanso, sin bajar los brazos, para llegar algún día a cumplir el sueño por el que entraron en un club de cantera: ser profesionales en el club que les ayudó a formarse… o en cualquier otro.

0
  Artículos relacionados

Añadir un comentario