Blog

Por la eliminación de la violencia en el fútbol base

Cada fin de semana vemos noticias sobre conflictos y trifulcas en los partidos de primera división, algo que no ayuda a la educación de los niños y niñas que juegan al fútbol, pero en las divisiones inferiores, los padres suelen ser los más habituales en provocar las peleas, e incluso algo que parece tan normal para ciertas personas como increpar al árbitro, puede afectar negativamente a aquellos chicos y chicas que ven a sus padres gritando y protestando.

  • Los padres deben ser buenos referentes

En una entrevista que realizamos hace unas semanas al psicólogo y coach deportivo Carlos Barea, nos comentaba en relación a los casos de padres que increpaban a los árbitros, que la mayoría de los niños a los que le había preguntado solían decir que “sentían vergüenza”, ya que recibían un “mal ejemplo de su principal referente”. “Esta fractura con una de sus principales figuras de apego luego les causa mucho sufrimiento y puede que se alejen poco a poco de ellos. Y al haber tenido un mal modelo, también puede provocar que tomen malas decisiones y tener conductas erráticas”, nos comento Barea.

Según muchos expertos y técnicos que entrenan en categorías inferiores, los problemas de violencia surgen debido a la educación que los padres proporcionan a sus hijos. Desde pequeños hay que enseñar a los chicos y chicas los verdaderos valores del fútbol, entre los que no se incluyen la violencia o la dureza extrema, sino que tenemos que concienciarles de que el fútbol es un deporte y un juego, donde competir con diversión y donde todo no es ganar.

En un reportaje en el diario “20 minutos“, el periodista Daniel Mateo recogió una denuncia del Sindicato de Árbitros, que desde hace unos años persigue la violencia en el fútbol base y evita que los múltiples casos que salen a la luz queden sin resolver. Desde el Sindicato, confirmaban que “hay violencia en la práctica totalidad de los partidos” y que “muy pocos equipos implicados en la lucha contra la violencia”. “Cuando hablamos de fútbol de formación, el problema no son los jugadores, el problema está en la grada. En porcentaje, hablaríamos de que los padres son el 80% del problema“, explicó en el reportaje el Sindicato. Este dato es muy importante para comprender todo lo que está sucediendo y refuerza la generalizada opinión de que los padres son un gran problema.

Fuente: Fútbol para todos

Fotos: C.D.Puerto Cruz

0
  Artículos relacionados

Añadir un comentario